Cambios.

12:36 Mónica 2 Comments

Pasas toda tu vida con un sueño en la cabeza, un sueño que te crees, un sueño que tienes la certeza de que se va a cumplir, porque no puede ser de otra forma. Y decides hacer de tu día a día una espera, decides que pasen las horas, las semanas, los años...sin implicarte demasiado en ellos, porque no estás donde quieres estar, porque no vives lo que quieres vivir. Y de pronto un día, algo te hace despertar, algo hace que mires a tu alrededor, que observes cómo están las cosas, cómo está realmente tu vida. Ahora. En este instante. Y te das cuenta de que has vivido tan sumida en tu fantasía que te has olvidado de luchar por ella día a día. Que ya no puedes hacer nada, porque vives ahogada, porque a cada paso que das, te hundes más. Es entonces cuando con dolor, pero con agallas, decides afrontar la verdad y renovar todo tu esquema mental, dejarlo en blanco, para poder ir rellenándolo a medida que vayas viviendo, y no volver a cometer el error de rellenarlo sin haber vivido.

2 comentarios: