Monotonía.

19:38 Mónica 2 Comments

- Llevamos años viviendo juntos, hemos pasado por la primera crisis de "adaptación al medio", también por la segunda de "monotonía", y aquí seguimos. Tan juntos y tan separados como siempre y como nunca. Compartimos casa sin compartir vida, y vivimos al margen de cada uno. Supongo que me equivoqué, supongo que debo alegrarme por tenerte. ¿Por qué nunca me has preguntado?.

- ¿Preguntarte el qué?.

- No entiendes nada, ¿verdad?. No lo ves. No nos ves. Parece que tienes una venda en los ojos permanente, que andas a tientas, que tampoco te importa si tropiezas o si me haces tropezar a mi por tu torpeza.

- ¿Por qué siempre tienes que pensarlo todo?.

- Porque tú nunca piensas nada, porque parece que estás aquí de paso, que nada de lo que hagas va a quedar escrito o guardado en algún sitio, que no intervienes en la vida, que...

- Eso no es cierto. Y no estás siendo justa.

- Probablemente no, probablemente dejé de ser justa en el momento en el que supe que nos pasaba algo y decidí no preguntarte por miedo a que me contestases que si que nos pasaba.

2 comentarios:

  1. Siempre hay que preguntar. Dejar el miedo a un lado y afrontar la realidad.

    ResponderEliminar
  2. Cuántas personas dejan de preguntar por miedo a saber...

    Besos

    ResponderEliminar