Cosas (in)significantes.

18:37 Mónica 1 Comments

A veces cuando encuentro un objeto "insignificante" por mi habitación de repente, como un papel con una palabra escrita o el envoltorio de un chicle o una simple pegatina...me pregunto por qué razón guardaría esas cosas. Y aunque muchas veces, en ese momento, en el momento de decidir quedarme con eso y no tirarlo a la basura, pensase: "¡qué tontería conservarlo!" siempre termino haciéndolo. Y es con el paso de los años cuando me doy cuenta de por qué esa manía. Cada cosa "insignificante" guarda consigo una historia de mi vida. Un capítulo que en cierto momento decidí que no quería olvidar jamás, que quería recordarlo siempre. No es que desconfíe de mi memoria, supongo que para mi ese preciso momento resultaba tan "importante" que quería asegurarme de que perdurase en el tiempo. No sé, muchas de las cosas que he encontrado son de momentos en los que yo creía que no acabarían nunca, que esa persona siempre iba a estar ahí o que siempre me iba a gustar eso, o que siempre iba a pensar de esa forma. Pero irónicamente, ahora, hoy, con los años...me doy cuenta de que nada de lo que representaba esos objetos, sigue hoy presente en mi vida. Entonces...no sé, ¿tal vez asumimos inconscientemente que todo se acaba? ¿Lo asumo yo? Si no...¿por qué razón iba a guardar algo en un momento concreto si podría tener muchos más en el futuro? Sea lo que sea, hoy le agradezco a mi "yo" del pasado por haber sido tan pesimista, o tan cuidadoso. Siempre es agradable echar una vista atrás y recordar lo que fuiste y viviste, aunque todo eso no tenga nada que ver con el presente.

1 comentario:

  1. Yo también guardo las cosas. Más o menos significantes. Y qué bonito es encontrar un billete de autobús dos años después, y ver que el papel se desgasta, pero los sentimientos no.

    ResponderEliminar