Sí,

3:38 Mónica 3 Comments

Te amo, a ti y a tus besos, a tu mirada y a la sensación esa de que me estas mirando, a tu habilidad de enamorarme todos los días, a tu voz, a tu sonrisa y a tus suspiros. Te amo, y en realidad no es por lo que me das, si no por lo que me permites darte. Te amo, y lo sabes, y aún así nunca actúas como si fueses consciente de ello. Gracias por creerlo sin creértelo. Te amo, porque estoy deseando volver a verte, porque ya lo deseaba nada más subirme al tren.


-- Desde Mi iPad

3 comentarios:

  1. Vaya, qué bonito.
    Las despedidas son tristes siempre...

    ResponderEliminar
  2. Nah esto es una despedida reversible :)

    Yo si que te amo

    ResponderEliminar