Tu pijama.

19:32 Mónica 5 Comments

Hoy me he atrevido a no olvidarte, a no quemar esta noche una de nuestras fotos, acto que se convirtió en rutina desde el día en que pusimos punto y final a lo nuestro. Hoy me he atrevido a no leer una de tus cartas y echarme a llorar, a desayunar con tu taza de por las mañanas, imaginando que al rodearla con mis manos, estoy rodeando las tuyas y sintiéndolas tan frías como siempre. Me he atrevido a no dormir con tu pijama puesto, respirando profundamente para encontrarme con los leves resquicios de tu olor, a no meter uno de tus jerséis en esa maleta que ya he hecho tuya, esperando que algún día vuelvas aunque sea sólo para buscarla. Hoy me he atrevido a no buscar por la cama la bandeja del desayuno con la típica nota que me escribías, deseándome unos buenos días. Hoy me he atrevido a no echarte de menos, pero he de confesar que no ha sido más que un mero intento.

5 comentarios:

  1. Algún día será el último día que te eche de menos, lo prometo. Pero no hoy.
    Me has recordado a esa frase. Es difícil dejar de echar de menos. Se intenta pero no se consigue. ¿Se consigue en algún momento? Quizás. Quizás a veces tampoco podemos no echar de menos porque en realidad no queremos. Todo subjetivismo.

    ResponderEliminar
  2. Querer dejar de recordar a alguien es estar recordándolo siempre. Se me vino esta frase a la mente.

    ResponderEliminar
  3. Es algo complejamente profundo ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola, he encontrado tu blog y me han gustado mucho tus entradas! Te sigo! Acabo de crearme un blog! ^^ Te leo pronto! Besitos

    ResponderEliminar